¿De verdad quieren cuidarnos?

Por Fabio Segreti

Si querés cuidar a una persona ¿la dejarías ser libre? ¿O la dejarías encerrada?

Suponé que vas a trabajar y dejas encerrado a tu ser querido en tu departamento o casa y le decís: “te encierro con llave, porque no quiero que salgas para que nadie te vea, ni nadie se relacione con vos”. ¿Realmente lo estás cuidando?. Algo similar sucede con esta interminable cuarentena: no nos dejan trabajar, ni relacionarnos normalmente con otras personas. Día a día nuestra libertad queda más restringida y seguimos callados, sin hacer nada.

Recuerdo personalmente que hace unos 20 años atrás, no llevábamos identificación cuando salíamos a la calle, circulábamos libremente. Lo mismo pasó con el anonimato en Internet y otras libertades: de a poco se fueron acortando, violando los derechos individuales o quitando nuestra privacidad con el pretexto de “cuidarnos”. La excusa no es nueva, los campos de concentración y gulags se construyeron para velar por la seguridad de los ciudadanos. Como vemos, el pretexto es siempre el mismo, hoy en día es para cuidarnos del enemigo invisible, el coronavirus.

A nivel mundial, la clase política aprovecha, con mucho oportunismo, la excusa del COVID-19 para no debatir en las cámaras, dictar decretos por DNU y aprobar leyes que recortan nuestras libertades. De esta manera pareciera imponerse un régimen más totalitario, una economía más planificada y sin dudas el surgimiento de un líder fuerte y tiránico que decida por nosotros lo que podemos hacer, en qué podemos trabajar, cuánto dinero podemos ganar y cuáles son todos los movimientos entre nuestras cuentas, tal como la iniciativa de la bancarización completa.

Para concluir, así como ha sucedido muchas veces en la historia de occidente, el socialismo se ha escondido detrás de un relato que difícilmente se verificó en datos y números fríos; esos que tanto les disgustan. Sin embargo, la verdad tarde o temprano sale a la luz y la historia demuestra que la libertad es la mejor compañera de la primera. Los hechos son claros y nuevamente vuelven a repetirse, si realmente queremos saber la verdad necesitamos apoyar la libertad.

Fabio Segreti

Dejá tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *